Trozos y trazos: los aforismos de Franklin Fernández



Por José Luis Trullo

Franklin Fernández (Caracas, Venezuela, 1973) es un autor prolífico y audaz, honesto y valiente. Promotor cultural de profesión, licenciado en Artes Plásticas, ha publicado ya varios libros, entre ellos el poemario Simples (2006) y los tomos de aforismos La Escritura y tú(2010) y Breves (2000). Su título más reciente, hasta ahora, era Poemas-objeto: cuerpo y textura de la poesía (2015). Y es que, aparte de escritor, Fernández también practica el atractivo género del poema visual, bajo la égida de dos de sus autores más admirados: Joan Brossa y el fotógrado Chema Madoz. Como autor plástico, ha recibido distintas distinciones internacionales; asimismo, participó en la polémica exposición “Eufemismos Imperiales” realizada en el Museo de Bellas Artes de Caracas y en el Centro Provincial de Artes Plásticas de La Habana, Cuba.

Fernández viene practicando el género aforístico desde hace años.
Según Carlos Yusti, "escribir o hablar aforísticamente es mirar el mundo desde ese ámbito de lo insólito, de lo inusual e intentar trastocarlo con una línea de palabras. Franklin Fernández, además de poeta, es un pintor que fundiendo / confundiendo los géneros ha llegado a ese puerto de la escritura realizada con chispazos de ideas,pero que intentan ser abarcantes con la exactitud de lo mínimo". Por su parte, Juan Calzadilla expone, en el prólogo de este Trizas que
acaba de publicar en formato ebook Libros al Albur (Sevilla, 2015),que el autor "reúne en su libro un conjunto de textos, fragmentos discursivos o poéticas en los cuales la densidad del enunciado breve y condensado roza la metáfora y el razonamiento para inscribirse en un género aforístico muy poco practicado en la literatura venezolana y cuyas referencias más inmediatas habría que buscar en Antonio Porchia, E.M. Cioran y Roger Munier. Sin duda, la eficacia -en muchos casos demoledora de prejuicios- de estos textos proviene del carácter anómalo y desenfadado de este joven autor a quien le da igual transitar la poesía que aplicarse laboriosamente a construir objetos conceptuales, o a la formulación teórica en torno al tipo de poesía o de arte que él practica".

Trizas reúne una amplia antología de los trozos y trazos que Franklin Fernández ha venido escribiendo a lo largo de los últimos veinte años de su dilatada trayectoria literaria. Se trata de apuntes brevísimos,casi de intuiciones líricas, que plasman epifanías preñadas de sentido que el autor vuelca en pocas palabras, tratando por lo general de preservar la densidad de la experiencia vivida y de transmitirla de un modo sugestivo, abierto, sin clausurarlas en fórmulas excesivamente lapidarias o sentenciosas.

Los distintos apartados en que agrupan los aforismos a lo largo del libro tienen, en muchos casos, motivos temáticos; así, encontramos apuntes sobre los pájaros, los insectos, Dios, el tú, la relación con la propia escritura. La extrema brevedad de la mayoría de los aforismos no impele al lector a acelerar el ritmo de su lectura sino que, por el contrario, consigue demorarla; nos encontramos ante una invitación a paladear cada una de las palabras, a desvelar sus múltiples contenidos, su innata ambigüedad, muy meditada.

Sobre este libro, escribe Víctor Guédez en el prólogo: "Franklin Fernández asume sus vuelos intelectuales apoyado sobre dos alas: la formulación de imágenes verbales que se corporizan en aforismos y la resolución de metáforas plásticas que se solventan en objetos anfibológicos. Pero, lo interesante es que, entre las dos dimensiones, afloran desenlaces lacónicos que resuenan con amplia contundencia y con envolvente seducción". Muy ajustadas palabras, que hablan de un libro importante y muy destacable, que sin duda permanecerá en los próximos años como una referencia inexcusable del género en lengua española.”

F. Fernández, Trizas (ebook). Libros al Albur, Sevilla, 2015.



Más información sobre el autor 

 


Algunos aforismos de Franklin Fernández:

*

Aquella soledad que resuena en el bosque, es un insecto aturdido por el silencio que lo señala. El pensamiento aturdido.

*


Poemas donde zumban abejas; cuya tinta es de miel.

*

Escribir es esa manía de liberar espacios. Aunque el espacio también necesita cercos. A eso se reduce la cuestión.

*

I

Nubes, alas, plumas de pájaros en el vacío... donde se despliega verdaderamente el mundo.

*

XXIV

Dice Franz Kafka: “Una jaula salió en busca de un pájaro”. Y Roger Munier: “Dejar abierta la jaula de un pájaro muerto”.

*

26

Cuando escribo, estoy en el otro. Silenciando un poco me comunico con él.

*

Oler la rosa que se abre en la conciencia de un ejemplo citado.

*

Ofrezco una llaga como limosna.

*

XV

Sepulto una rosa. No la siembro.
 

1 comentario:

No se aceptan comentaristas anónimos.