Comportamientos aberrantes, por Yurena González H.

"Lluvia horizontal", por Juan Yanes


Comportamientos aberrantes

Una parte de su trabajo consistía en programar las entrevistas y grabarlas; otra, en hacer conjeturas en el silencio de la oficina. Su mente había sido un tejido sano que contagió de un cáncer voraz y ágil. Y su mente se pudrió. Era necesario, inevitable. Tenía que pensar como aquellos animales, pero no transformarse en uno de ellos. Se lo decía a sí mismo a menudo. No mientras las amordazaba y mutilaba. Pero sí a menudo.

Que alguien me ayude

Mi cuerpo se llena de escamas y esta pecera se queda pequeña.

Yugular

Aquellos chicos desaparecieron en el bosque, así, sin más. Sobrecogidos y paralizados, decidimos escondernos en nuestras vidas. Después de aquello nos sacudiamos los recuerdos cuando nos alcanzaban. Lo sentía a menudo al pasar por allí: el acecho; algo, en el rabillo del ojo, se movía. Ahora les veo a menudo, de lejos. Nos miramos de la única forma en que podemos: en silencio. A mí también han dejado de buscarme.

El hombre torcido

De diversa y extraña tipología, aquel catálogo de especímenes era el más extraordinario que había tenido en sus manos. Era ciencia y horror a partes iguales: exámenes psiquiátricos, antecedentes, ... Descubrió, con cierta satisfacción, que sus intuiciones nunca le engañaron y que algunas personas estaban rotas por dentro; otras simplemente ya no eran personas. Y luego estaba esta nueva especie: él.

A costa de mi cara

Me despiertan mis propios gritos: las ratas han llegado al hueso. Estás en otro lugar mientras tengo estas horribles visiones de mis muertes. Puede que estés leyendo una historia sobre alguien que le cuenta al espejo sus pesadillas. Y su reflejo no se le parece.

Un gemelo en mi cabeza

Me come la cabeza como quiere. A veces son mis pensamientos, otras, mis emociones o respuestas a una pregunta trivial. Siempre de forma terrorífica, porque quiere hacer de mi vida un filme de serie B. Con sangre incluida, nunca la nuestra. Me agita como esas campanas de cristal con nieve dentro. Alojado en mi cerebro, soy lo único que ha conocido, soy lo único que le mantiene vivo.
¿Y si...?

Not the end, dear

Hay giros narrativos que el escritor no ve venir, ni por parte del narrador ni por la del protagonista. A veces estos ultimos tienen reuniones secretas en las que decretan una conspiración silenciosa. No tan inocente como la falta de colaboración. Va mas allá. La suplantación al 50% es un buen negocio cuando puedes renunciar a tramos de tu vida ficcional. El narrador, orgulloso de matar a su padre, olvida que no es el único hijo homicida.


No eran desinteresadas sus incansable jornadas de trabajo. Las horas, encorvado sobre textos antiguos, los largos días de viaje en el desierto, las semanas en países remotos,  incomunicado. Intentaba encontrar un camino. Una vía de vuelta a su mundo lleno de monstruos, cabezas de serpiente, hombres albinos, plantas gigantes. Era una Dorothy en medio de una océano de insectos inferiores. Sentía que se ahogaba cada década que pasaba aquí. Lo sabemos por sus diarios, que usamos para encontrarle bajo el mar de arena.

***
Yurena González Herrera 
(S/C de Tenerife, 1980). Historiadora, bibliotecaria y escritora.

Actualmente desarrolla un Proyecto de creación de Biblioteca de barrio en San Cristóbal de La Laguna. Se ha formado como Gestora Cultural de Programas y Espacios de Ocio y ha impartido talleres de creación literaria para jóvenes y adultos. Desempeña la Secretaría de la Sección de Literatura y Teatro del Ateneo de La Laguna.

Coorganizó los Encuentros de Escritoras de Microrrelatos en la Librería de Mujeres de Canarias y coorganiza en la actualidad la celebración de los Jueves Literarios.
Ha publicado en obras colectivas: Fricciones (Asoc. Irónica, Asoc. Beecham, 2007); Señales Mínimas (Ediciones Idea, El Corte Inglés, 2012), la trilogía de minitextos Somos Solidarios (Ediciones Idea, 2013) y Universo de Libros (Diversidad literaria, 2017).

Textos suyos han aparecido en revistas digitales de Hispanoamérica (Revista de Ficción Breve Plesiosaurio, Revista Cinosargo, Cita en las Diagonales) y España (El vagón de las artes, Nexo, Scribere).
Participó en el VII  Encuentro Internacional de Literatura 3 Orillas (2012); en el I Encuentro de la Joven Crítica Canaria (2013); en el I Simposio Canario de Minificción (2015) y en el I Encuentro de Escritores Félix Francisco Casanova (2016).

Su primera obra, "El diablo se esconde en los detalles", se publicó por la editorial Escritura entre las nubes en 2016. Actualmente se encuentra preparando su segundo libro.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

No se aceptan comentaristas anónimos.