Poemas de Nélida Cañas


Aure Gómez



Contemplar, nombrar, comprender…

Nací en la plenitud de la llanura, al sur de la provincia de Córdoba. La llanura preparó mi espíritu en la contemplación. Fue mi templo. Mi lugar de observación señalado por el augur, como dice Denise Levertov. Ahí desarrollé esa capacidad para alcanzar un estado de meditación, que significa la posibilidad de mantener la mente en la contemplación. Lograr un estado de vigilia, de máxima atención para el descubrimiento. Porque aquella niña, sigilosa y callada que yo era, debe haber creído sin saberlo que dios habita en los detalles. Creo también que mis verdaderas lecturas comenzaron cuando no tenía libros y la trama del mundo que me rodeaba era un texto para ser leído. En los días de la infancia el mundo me hablaba de cosas que no entendía. Aún lo hace. El lenguaje de los seres y las cosas me era inasible. Intentaba, sin embargo, balbucir algo. Algo en la indigencia. Algo ante el silencio y la soledad. Intentaba arrancar las cosas de su mutismo. Acaso comprender.



*

Pérdida



llueve

la noche ha descendido

sobre el mundo

y

ha engullido

las formas de las cosas



los aromas

son nítidos

y

el poema se pierde

entre los bastidores

de la nada



*

Ausencia



una y otra vez

en el lugar

de lo improbable



el rostro triplicado

en los espejos



la ausencia de tu nombre.

*

Bosquejo



una mariposa pequeña

liviana y transparente

como un leve susurro

traído por el viento

ha caído en el patio



un leve pincel se desliza

por entre los intersticios

de la tarde que huye



*

En la sombra



en el cuarto

silencioso y oscuro

cerraba y abría los ojos

para ver las diminutas

partículas de oro

en el arroyo de luz

que brotaba

-brota todavía-

de la penumbra minuciosa



también yo flotaba

como otra párticula

oscura y doliente

al borde de mí.



(Poemas inéditos, 2016)



Nélida Cañas nació en la plenitud de la llanura de la provincia de Córdoba y vivió por 25 años en la provincia de Jujuy donde desarrolló su labor docente y publicó la mayor parte de su obra. Ha editado diez libros de poemas. Y en narrativa, cuentos, microrrelatos y una biografía fragmentaria, En la fragilidad de los días (2013).

Ha recibido premios nacionales e internacionales y algunos de sus poemas fueron traducidos al italiano en la antología Buena letra 2, edición bilingüe, Commiso Editore (2014) .

Integra numerosas antologías, entre ellas Poesía del Noroeste argentino, SXX (2004), El límite de la palabra (2007), Monoambientes (2008), El microrrelato en Jujuy (2012), El microrrelato en el NOA (2013). 
 
 

1 comentario:

No se aceptan comentaristas anónimos.