Microrrelatos de Patricia Rivas


Vincent Van Gogh



Agasajo

Día de cumpleaños y una frágil mariposa arriba el muro.

Sentía enmariposado, regalo del cielo dijo cauteloso evitando la partida.

Transcurrido un lapso advierte el acecho. Alude al Preámbulo a las instrucciones para dar cuerda al reloj, de Cortázar y percata que no recibe aquel saludo como presente.

Asimismo la alevilla de aniversario obsequia contemplar este digno ser humano, animal de zoológico.



Cohecho

Disponen las astutas orejas de paila atentas al runrún en arduo alcance ante amigas ollas de cocina y visitantes del hogar.

Inverosímil, advirtieron el murmullo secreto de la cocinera que negociando el silencio y contra la indignidad de los clásicos huevos, guisa el delicado fondo con salteado de camarones, acaramela con un refinado crepé, aroma con papas al romero, para concluir.

Se niegan a transar.

Está frita.



Legado


Tras el cortinaje las moradoras vecinas disponen al acecho.

Observan agudas el cadáver de la pretérita amistad. Afilan garras para imaginar que extraen el tuétano de los huesos del trozo aún caliente en descomposición. La otra es la putrefacta.

Cazadas por la vejez, cada hija respectiva se ubica en el lugar correspondiente.

El servicio de la necrófaga tradición.



Holograma


La brisa recoge la falda. Contempla las tonalidades que asoma el metal de la prótesis, con la ilusión de trepar árboles. Viento y sol fulminante sobre el rostro.

La tridimensionalidad deambula en la fotografía interior.



Puchero



El pajarraco grazna estertores, al segundo la consorte quema el pescuezo con el cocimiento que a usanza prepara. Lo hecha a volar. Sal de aquí. Falta sal.



Resplandor


Están aquí.

Ordenaron tragar las grageas fluorescentes que modifican a metal, servimos de conductores eléctricos para iluminación de nuevas estructuras. Tuve suerte, quedé en el apartado árboles de navidad.

Todo degenera, creo en el viejito pascuero Coca-Cola Company.



Cebolla en cadena



De niña presagias la vida en sueños, más no pudiste adivinar la desaparición de tu marido. El primer y único hombre arrancado de las delicadas manos, hoy deformes de arañar el nicho vacío.

Picas cebolla ante la hija pequeña, “no, no lloro por él, sabes que volverá, los hombres son así”.

Los presentimientos sentencian, no regresa.

“Salió a comprar cigarros señora, déjese de leseras”. El nunca fumó.

Con las falanges ensangrentadas torturas el vegetal para encubrir el llanto desgarrado.

Año tras año esperando que toque la puerta, vestida con el mismo trajecito de la última vez, para que te reconozca.

Permaneces en el desconsuelo diluido a cadena perpetua.


3

Un niño hijo de C.N.I era amigo de otro con el padre desaparecido.

El tercer infante dialoga castellano en su hogar e inglés fuera para sociabilizar e integrarse. Anhela conocer el país que los expulsó, torturado con inaccesible retorno.

El hijo del C.N.I. era amable y muy buen compañero.

La parentela del desterrado resistente en el país juzga la buena situación económica, sin preguntarse lo que siente.

Un día aparece en televisión que el Frente Patriótico asesina al padre C.N.I. El amigo lo abraza, el desconsuelo anuda.

Llega el ansiado día, el expatriado conocerá su país, vuelven todos a casa. El no halla sus raíces ¿Dónde están?

Permanecen deambulando.



***



Patricia Elena Rivas M.

Escritora chilena. Nace en Santiago en 1975. A sus primeros días de vida detienen y desaparecen a su padre, ex detective (exonerado político) de Policía de Investigaciones de Chile. Esto implica una incesante amenaza de muerte en el transcurso de la Dictadura Militar.

Pertenece a la Corporación Letras de Chile.

Estudia Licenciatura en Artes Teatrales en la Universidad Arcis y realiza un Diplomado en Pedagogía Teatral en la Pontificia Universidad Católica de Chile.

Integra el primer Taller de Poesía de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile dirigido por Amanda Füller, donde lanza su poema "Oda a la Paila" en el libro KALEIDOSCOPIO (1995), publicación apoyada por la Universidad de Chile.

Participa desde el año 2007 en los Talleres Literarios de Pía Barros, publicando microcuentos en los Libros Objeto: NI UNA MÁS (2007), PERRAJE EN CRISIS (2008), NO MOLESTAR (2012), SILENCIO ROTO (2013), Editorial Asterión.

Obtiene la Beca de Creación Literaria del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes para Escritores Emergentes (Cuentos 2007). Publica su libro de microrrelatos Hija bastarda (2009), Editorial Asterión.

Se integra a Letralia, Revista de los Escritores Hispanoamericanos en Internet (2010). Ha realizado Talleres de Creación Microcuentos, en colegios rurales de la región del Maule para proyecto Acciona del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (2010- 2011). Participa en la publicación de la Antología ¡Basta! 100 mujeres contra la violencia de género (2011) y en la Antología bilingüe ¡Basta!+ de 100 mujeres contra la violencia de género/Enough! 100+ Women Against Gender Violence (2012), Editorial Asterión.

Recibe la Beca de Creación Literaria del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes para Escritores Profesionales (Libro Infantil 2013) con el Libro Infantil Ilustrado Bilingüe COF/COUGH. Actualmente realiza Lecturas de sus microcuentos y Clases Magistrales sobre Microcuento Latinoamericano y chileno, Derechos Humanos/ Desarrollo Humano en el marco del Proyecto Letras en el Aula de la Corporación Letras de Chile financiado por el Consejo Nacional de Fomento del Libro y la Lectura. 
 
 
Patricia Rivas
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No se aceptan comentaristas anónimos.