ALFONSO PEDRAZA: "DE SILENCIOS"


 
Harold Feinstein: Laundry on rooftop

Agraviado

Al llegar la noche, los agobios irrumpieron desde todos los rincones buscando la paz del colchón. Ella apagó las luces. El, no pudo hacerlo con radio y televisor; los controles no respondían. El despertador accionó insistente. Escucharon el timbre de la puerta; no había nadie.
Asombrados, no advirtieron que por la puerta trasera, Silencio, con risa malévola salía vociferando: ¿aprenderán a buscarme aunque sea por un momento a la hora del futbol, telenovelas,  celular…?

Desatinado

Abrumado de tanto halago, el escritor creyó que a su muerte el silencio le sosegaría; recibió incontables minutos de aplausos.

Hastío nocturno

Llegada la noche mil y una, el paciente y renombrado sultán Shariar emir de los creyentes, resolvió:
—Luna plétora es su cara, de diosa inalcanzable su cuerpo, extrañas y maravillosas las historias que noche a noche me relata, más, si entre ellas hiciera apenas un pequeño mutis para poder hacerla mía… ¡Tendrá el mismo fin que las otras!

Revelación

—¿Hasta ahora me lo dices? Sabías que te amaba.
—Sabes que no soy libre, tengo esposa e hijos, y lo que ignoras… un amante.
—...
—...
La gravedad del silencio entre los dos enamorados desconcierta al autor, que opta por dejar al lector la resolución del dilema.

Dislate

—¡Me cansa tanta palabrería, tantas excusas, desearía mejor escuchar el silencio!
—Anda pues, calla y oye.
—Mmm… Percibo los autos en la calle.
—¡Tápate las orejas!
—Noto un zumbido en los oídos.
—No hagas caso de ello.
—¿Qué dices?
—¿Vés?, Estás logrando tu propósito.
—¿Eh?
—¡Ya… calla y sigue tratando!
—¿Y para qué me sirve el silencio si no te entiendo nada? ¡Bah!

La distancia más corta entre dos extraños

Padre llegó de mal humor, ordenó guardar silencio: no le importó que estuviera con madre, feliz, charlando. Obedecí. Fui a mi habitación y empecé a escuchar a Wagner en mi grabador.. El ruido provocado enfureció al viejo. Al instante acudió ante mi cuarto. Abrió y me dijo:
—¿No sabes qué es el silencio?
—Sí, lo que existe entre tú y yo.

Cándida Esperanza

—Señorita, ¿puede decirme qué hora es?
—…
—Voy a los Juegos Florales ¿usted?
—…
—¿Me permitiría acompañarla?
—…
—Soy un atrevido. Perdonará usted; vivo al lado suyo y sé que se llama Esperanza y además… ¡es tan bonita!
—…
La joven, lo miró con el rabillo del ojo, aceleró el paso y se perdió entre el gentío.
El joven, se quedó suspirando, alegre pensando que esa bella chica nunca dijo que no.

La marcha que no se olvida

Hubo muertos; hasta hoy no sabemos cuántos. Entonces, asistimos a esa marcha: las bocas clausuradas con cinta adhesiva dejando que los carteles gritaran nuestras verdades, nuestras esperanzas; para que el silencio sacudiera las conciencias. Ocurrió hace cuarenta y cinco años. O… ¿cuando?

Anatema

En boca callada no salen verdades.

Efímero amor

Bailaron téte a téte y muslo a muslo.
La música; al máximo.
Él le habló de su amor.
Ella callaba.
Él se creyó correspondido.
Ella no dijo nada.
Salieron. Fornicaron en silencio.
No se volvieron a ver.
Jamás descubrió su nombre, ni su mudez.

***

Alfonso Pedraza: Médico Cirujano, por la UNAM. Funda y coordina el Taller de Minificciones de Ficticia en 2001, el cual fue tema del artículo “Del papel a la red: lugares de legitimación de la minificción” Laura Pollastri (2004)   Su obra se incluye en las antologías: “Cien fictimínimos, microrrelatario de Ficticia: Ficticia, 2012”, “Minibichario. El libro de los seres no imaginarios: Ficticia, 2012”, “Alebrije de palabras. Escritores mexicanos en breve: BUAP, 2013”, “Futbol en breve. Microrrelatos de jogo bonito: Puerta abierta editores. 2014”, “Ecos del Nido”, “Cuentos pequeños, grandes lecturas: Cofradía de coyotes, 2014 ,”¡Nocauts! Microrrelato internacional de boxeo: BUAP, 2015”, “Anuario de Los Escribas”, “Asedios a la microficción mexicana Vol. II Palonidia a los animales. Rítmo imaginación y crítica”,  “69 Antología de microrrelatos eróticos:  Altazor, 2016”, “Eros y afrodita en la minificción. Ficticia, 2016”, “Latinoamérica en breve: UAM, 2016 “Vamos al circo. Minificción hispanoamericana: BUAP, 2017”En las revistas: El Búho, La risa de la hiena, Pleisosaurio, Crítonis, y Los escribas En los diarios: La Jornada Semanal, El extra de la laguna, Metrópolis, Tal Cual de Venezuela, El nacional de Caracas. Y en muchas páginas electrónicas dedicadas al tema. Publica artículos sobre minificción en: Hostos Community College de CUNY (Universidad de Nueva York), Revista Pleisosaurio, de Perú y Cultura de Veracruz Jurado del Premio de Cuento corto Agustín Monsreal 2011 Compilador de “Cien Fictimínimos. Microrrelatario de Ficticia” (2012, Ficticia Editorial, Biblioteca de cuento contemporáneo, No. 34). Compilador de “Minificcionistas de EL CUENTO, revista de imaginación” (2014, Ficticia Editorial) Crea los blogs: “Arca Ficticia” (www.arcaficticia.com) escaparate de los trabajos de 15 años del taller de minificciones de Ficticia; “Minificciones de “El cuento, revista de imaginación” (www.minisdelcuento.wordpress.com) dedicado a mostrar al mundo, las minificciones que Edmundo Valadés seleccionó para su memorable revista; el libro “Plasticidades” emanado del blog del mismo nombre (www.plasticidades.wordpress.com) contiene sus propios textos  Actualmente produce y conduce el programa semanal “Gente de pocas palabras”, espacio radial dedicado a la difusión de la microficción universal, por XECARH 1480 A.M. Radio Cardonal, La voz del pueblo Hña Hñú (http://ecos.cdi.gob.mx/xecarh.html)



No hay comentarios:

Publicar un comentario

No se aceptan comentaristas anónimos.